AMÉRICA LATINANOTAS ANALÍTICASPOLÍTICA INTERNACIONAL

[:pt]Argentina comienza a transitar el calendario electoral[:]

[:pt]

La administración de Mauricio Macri intenta recuperar parte del control de la agenda política. El gobierno parece haber girado en su discurso y deja atrás la estética PRO (diálogo motivacional, público a 360*, esperanza en el futuro) y se abraza la polarización. Con los números de la economía por suelo y las consecuencias sociales elevando la conflictividad social, Macri reconfigura su estrategia a menos de 50 días para la presentación de alianzas y candidatos para las primarias.

El resultado de las urnas del próximo octubre se avizora como trascendental, con un impacto que va más allá de la renovación institucional del Parlamento. La alianza de gobierno aspira legítimamente a lograr una victoria que la consolide para la segunda parte del mandato. Sin embargo, el desafío que enfrenta el Presidente parece más modesto: poder mostrar alguna victoria. La Alianza Cambiemos gobierna cinco provincias. De ellas, tres corresponden a su principal socio -la UCR- razón por la cual, solo dos distritos son estrictamente controlados por el PRO (partido del presidente). La ciudad capital y la provincia de Buenos Aires. Como objetivo de mínima, el frente Cambiemos debería revalidar títulos en estos distritos.

El presidente debe enfrentar dos problemas para el armado de listas. Por un lado, la relación con su principal socio -la UCR- que reclama participación en el gobierno. Por otro lado, la falta de figuras de renombre que lo habiliten a una negociación dura frente a sus socios.  Esta situación se torna aún más compleja Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde el presidente debería mostrar apoyo societal en las urnas.

La renuncia inamistosa de Lousteau a la embajada en Washington y la posibilidad de que se postule en la ciudad por medio de la UCR es una complicación seria para el presidente. La solución disponible para Macri fue apoyar a impredecible socia en Cambiemos Elisa Carrió, fiel expresión del antikirchnerismo y -por tanto- promotora de la polarización.

En la provincia de Buenos Aires, estrategia del oficialismo está en construcción y depende de qué hagan los otros jugadores. Concretamente: si se postulará -o no- Cristina Kirchner. La mejor opción para Cambiemos es poder polarizar directamente con CFK candidata. Si la ex presidenta desiste de hacerlo, el peronismo marchará menos dividido y mucho más competitivo para el turno electoral.

———————————————————————————————–                    

Imagen 1Comienza el calendario electoral” (Fuente):

https://es.wikipedia.org/wiki/Boleta_electoral#/media/File:Boletas_electorales_-_Elecciones_presidenciales_de_Argentina_de_2011.jpg

Imagen 2El presidente Macri recupera espacios politicos” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Presidencia_de_Mauricio_Macri#/media/File:Macri_ingresando_a_trabajar.jpg

Imagen 3Elisa Carrió la candidata de Macri para Capital Federal” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Elisa_Carri%C3%B3#/media/File:Elisa_Carri%C3%B3_votes_(2007-10-28).jpg

[:]

AMÉRICA LATINANOTAS ANALÍTICASPOLÍTICA INTERNACIONALPOLÍTICAS PÚBLICAS

La renuncia de Lousteau complica electoralmente al Gobierno

[:pt]

El representante argentino ante Washington renunció a su cargo de embajador. La situación de Martín Lousteau era una de las incógnitas más relevantes de cara a las urnas en ciudad de Buenos Aires. En las últimas elecciones su candidatura forzó a un ballotage en la capital del país, bastión del centroderecha PRO de Mauricio Macri. En ese distrito, la alianza Cambiemos no existe y ballotage significó una prueba de fuego para el actual mandatario en su camino a La Rosada. Si bien el macrismo se impuso quedó bajo juicio si realmente la ciudad continúa siendo un bastión inexpugnable del Presidente.

Entre las cuestiones problemáticas que debe enfrentar la Alianza Cambiemos, está la escasez de candidatos conocidos y competitivos. El retorno de Lousteau a la política doméstica -con el objeto de participar en las parlamentarias- complejiza el escenario para Macri de cara a las elecciones de octubre. Si una hipotética derrota en la provincia de Buenos Aires podría complicar la segunda parte del gobierno de Mauricio Macri, sufrir un revés en el propio distrito que lo vio nacer podría sellar definitivamente la suerte del mandatario.

Lousteau es un personaje interesante, que encaja bastante bien en el perfil sociológico de la capital del país. Es joven, décontracté, no peronista, con experiencia en la gestión, que supo hábilmente capitalizar a su favor el paso por el gobierno de CFK y su posterior alejamiento. Es además un fenomenal ariete para la Unión Cívica Radical que a nivel nacional está dentro de Cambiemos (pero no en el distrito) y que protesta por el poco lugar que tiene dentro de la gestión de Gobierno.

A siete meses de las elecciones, el Gobierno nacional enfrenta un panorama algo lúgubre. El mes de marzo estuvo poblado por importantes movilizaciones contrarias el primer paro general contra la administración nacional. El conflicto docente está consolidado. El manejo un poco burdo por parte del Gobierno, lo ha convertido en un escenario de suma-cero y un parámetro donde difícilmente la administración gane. El choque de trenes podría desembocar en la reedición de lo que fue la “carpa blanca”, una sostenida protesta que enmarcó el fin del menemismo y que contextualizaría simbólicamente el camino a la elección de medio turno.

El Gobierno no logra retomar la iniciativa política. La agenda se comienza a poblar de indicadores sociolaborales en franco declive, al igual que el consumo y la producción industrial, al tiempo que aumentan las importaciones. Como toda luna de miel, seis meses atrás parecía difícil imaginar un escenario como el actual. Si Cristina Kirchner desiste de ser candidata y favorece la confluencia del peronismo en Buenos Aires y en la capital Lousteau se presenta como candidato en la capital del país, Macri podría comenzar su segunda parte del mandato no solo con menos legisladores en las cámaras, sino también sin una sola victoria realmente propia para mostrar.

———————————————————————————————–                    

Imagen 1 Martín Lousteau como Ministro de Economía de la República Argentina” (Fuente):

https://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_Lousteau#/media/File:MLousteau.jpg

Imagen 2 Primer marcha #NiUnaMenos en Buenos Aires. Vista Plaza de los Dos Congresos” (Fuente):

https://es.wikipedia.org/wiki/Ni_una_menos#/media/File:Marcha_Ni_Una_Menos_en_Buenos_Aires.jpg

Imagen 3 Buenos Aires – Puerto Madero” (Fuente):

https://es.wikipedia.org/wiki/Buenos_Aires#/media/File:Buenos_Aires,_Puerto_Madero.jpg

[:]

AMÉRICA LATINANOTAS ANALÍTICASPOLÍTICA INTERNACIONAL

[:pt]Argentina: inicio del año electoral [:]

[:pt]

La administración Macri enfrenta complicaciones crecientes al comienzo del año electoral. Las parlamentarias de octubre se avizoran como cruciales y difícilmente el oficialismo logre aumentar sus bloques legislativos. Pero la mayor complicación reside en las dificultades que tendrá en revalidar la histórica victoria en el principal distrito del país: la provincia de Buenos Aires.

Pasado el primer año de gobierno, las promesas electorales comenzaron a contrastarse con la realidad. Quizá uno de los principales errores de la gobernante Alianza Cambiemos, haya sido “ponerle fecha” a las expectativas. Así las cosas, el latiguillo “segundo semestre” se convirtió en un mantra para la campaña que depositó a Macri en La Rosada. El contraste en el último cuatrimestre de 2016 se materializó en la caída de la imagen presidencial, en un contexto de contracción económica y empeoramiento de los indicadores sociolaborales.

Pero el Gobierno enfrenta complicaciones mayores que impactan en el core la adhesión que ha tenido y -en parte- continúa teniendo. Fue un febrero difícil para La Rosada. De hecho, parece haber un giro en el humor societal, en las expectativas y en las adhesiones políticas. Dos escándalos por conflicto de intereses tuvieron como protagonista al mismísimo presidente. El caso de Correos, donde el Gobierno acordó con el Grupo Macri una increíble reducción de deuda. El caso Avian, donde el Gobierno otorgó rutas aéreas a la empresa que continúa los negocios de MacAir (empresa de la familia presidencial).

Entre las preocupaciones ciudadanas tiene cada vez más peso la agenda económica -pobreza, inflación, desempleo- frente a la oferta más típica de Macri: transparencia, seguridad. Si la marcha del Gobierno consolidó la preeminencia de la agenda económica en la sociedad, los escándalos por conflicto de intereses probablemente impacten en las adhesiones a Cambiemos y en el resultado de las parlamentarias.

———————————————————————————————–                    

Imágen 1Palacio de Gobierno de la República Argentina / Casa Rosada Fachada principal desde Plaza de Mayo” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_Rosada

Imágen 2Re Mauricio Macri” (Fonte):

https://pt.wikipedia.org/wiki/Mauricio_Macri

[:]

AMÉRICA LATINANOTAS ANALÍTICASPOLÍTICA INTERNACIONALPOLÍTICAS PÚBLICAS

[:pt]Consenso para modificar impuesto a las Ganancias[:]

[:pt]

El Gobierno nacional logró consensuar con los gremios y gobernadores un Proyecto de Ley para modificar el impuesto a las Ganancias. El mismo impacta sobre los asalariados de mayores ingresos y ha estado en el escenario social y político durante los últimos años. Una de las principales promesas de campaña de Mauricio Macri fue modificar este impuesto. Pero más allá de los pormenores del tributo, la discusión en torno a él ilustra de manera acabada los carriles por los que transita la política argentina.

Ganancias es probablemente el impuesto más progresivo que tiene el esquema tributario argentino. Tiene un mínimo a partir del cual comienza a aplicarse y una escala de tributación que va incrementándose a medida que aumenta el salario. Sin embargo, la falta de actualización del esquema impositivo (el mínimo y la escala) hicieron que el impuesto alcanzara a la clase media en general y que construyera un conjunto de inequidades poco razonables. Por esta razón Ganancias comenzó a ocupar crecientemente espacio en la agenda social y política.

Los gremios fueron un actor clave al momento de cuestionar el alcance del impuesto a las Ganancias. Especialmente aquellos cuyos afiliados tributan por tener ingresos medios. Durante el segundo mandato de Cristina Kirchner, los sindicatos organizaron cinco paros generales. El común denominador de todos ellos fue el reclamo por el impuesto a las Ganancias. Ahora bien, lo que dinamizó estas protestas no fue solo el tributo, sino especialmente la fisura en la alianza de gobierno que significó el distanciamiento entre la entonces Presidente y los sindicatos a raíz de la negativa de la mandataria para incluir representantes gremiales en las listas de diputados. Durante 2016, en un contexto de recesión, aumento del desempleo e inflación, los sindicatos peronistas optaron por no confrontar. Obviamente el impacto de Ganancias sobre los salarios ha aumentado. A pesar de ello, Macri pudo contener a los representantes gremiales con la billetera. Esto es, reconociendo y transfiriendo millonarias sumas dinerarias a las obras sociales sindicales. Por tanto, se puede concluir que el poder que tienen los sindicatos en Argentina puede complicar a gobiernos, pero también sostenerlo, como han hecho con Mauricio Macri durante su primer año de mandato.

El otro actor que allanó el camino al Gobierno para motorizar la modificación a Ganancias fueron los gobernadores que -con muy pocas excepciones- están circunscriptos al peronismo. Para abordar la cuestión, corresponde hacer dos comentarios.

El primero, es que la salida del Gobierno del FPV-PJ tuvo efecto centrífugo. Son varios los armados que se disputan el protagonismo dentro del peronismo. Y uno de esos grupos es la “Liga de Gobernadores”, que además de controlar territorios, poseen obvia influencia en el Senado. El segundo comentario está atado al primero. Ocurre que en Diputados la oposición en su conjunto votó un Proyecto de Ley para modificar Ganancias. Esto significaba una clara derrota para el Gobierno y le enrostraba el peor escenario: la confluencia del FPV-PJ y los bloques opo-oficialistas. El Gobierno pudo frenar este proyecto en el Senado, donde tiene mayoría propia el FPV-PJ. Sin embargo, allí los senadores tienen una visión propia y responden a los líderes provinciales. Los apoyos que obtuvo en el Senado el Gobierno Nacional, han tenido un común denominador: concesiones dinerarias a las provincias. Ganancias es un impuesto coparticipable. A pesar de ello, el costo fiscal de adecuar el tributo correrá por cuenta casi exclusiva del Ejecutivo Nacional.

En conclusión, a punto de comenzar el año electoral, Macri comienza a ver las dificultades numéricas que enfrenta en el Parlamento. En Diputados tarde o temprano los segmentos opo-oficialistas comenzarán a tomar distancia del oficialismo. En el Senado podrá continuar con apoyos siempre que aceite los consensos con la billetera. Y algo también ha quedado claro con la discusión de Ganancias: el debate y la negociación se hace cada vez más crecientemente fuera del parlamento.

———————————————————————————————–                    

ImagenCasa Rosada, iluminada por la noche” (Fuente):

https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_Rosada#/media/File:Casa_Rosada_Iluminada.jpg

[:]

AMÉRICA LATINANOTAS ANALÍTICASPOLÍTICA INTERNACIONALPOLÍTICAS PÚBLICAS

[:pt]Proyecto de Ley de Emergencia Social en la Argentina[:]

[:pt]

El Proyecto de Ley que instala la Emergencia Social obtuvo el aval del Senado argentino y espera ser tratado en Diputados. La iniciativa presentada por parlamentarios opositores tuvo un importante apoyo de organizaciones sociales y sindicales, que mostraron su capacidad de movilización en un multitudinario acto frente al Congreso Nacional. Desde el oficialismo se rechazó la iniciativa y buena parte de la energía de La Rosada está puesta en cómo evitar que el proyecto se convierta en ley y obligue a un nuevo veto presidencial.

El multitudinario acto da nota de una reconfiguración de la protesta en las calles. En un contexto de empeoramiento de los indicadores sociales y con la existencia de un gobierno no peronista, la organización de la manifestación estuvo por cuenta de los sindicatos y las organizaciones sociales. Esta situación resulta altamente novedosa.

Habitualmente, los sindicatos nucleados en la Confederación General del Trabajo han atendido solo a sus representados. Esto es, trabajadores regularizados. El aumento de la conflictividad social de la década de los noventas, la crisis de 2001 y -en términos más generales- la reconfiguración sociolaboral de Argentina consolidó a los movimientos sociales como actores centrales de la protesta. Lo novedoso es ahora la confluencia de los tradicionales sindicatos y los emergentes: trabajadores informales, organizaciones sociales etc. 

En pocas palabras, el Proyecto de Ley declara la emergencia en materia social por el término de un año, y ordena una expansión gradual de planes sociales y un aumento excepcional para la emblemática Asignación Social por Hijo (AUH). El proyecto que burdamente fue catalogado como kirchnerista por el oficialismo, fue presentado por un Senador de esa fuerza opositora, junto con otro legislador no peronista. Y no solo eso, fue aprobado por todo el espectro político a excepción del Frente Cambiemos.

En la Cámara de Diputados la coalición de gobierno intentará jugar la misma estrategia que le resultó útil en este primer año de gobierno: seducir a los segmentos “opo-oficialistas”. Esto es, agrupaciones formalmente opositoras -como el Peronismo Federal o el Frente Renovador- pero que en la práctica votan junto con Cambiemos. Sin embargo, parece improbable que quienes responden a La Rosada logren avales opositores.

Todo indica que se repetirá la situación registrada en abril último cuando el Parlamento aprobó la emergencia ocupacional y Mauricio Macri decidió vetarla. A diferencia de aquel momento, el oficialismo cuenta con una -pírrica- ventaja: el tiempo. Faltando menos de un mes para que terminen las sesiones ordinarias del Parlamento, el oficialismo aspira a que la iniciativa no sea tratada antes del día 10 de diciembre, para que pierda el estado parlamentario. Si finalmente el arco opositor vota la iniciativa en Diputados, el Gobierno se verá obligado a vetar la ley.  

———————————————————————————————–                    

ImagenCasa Rosada Aspecto actual con la nueva reja artística” (Fonte):

https://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_del_Congreso_de_la_Naci%C3%B3n_Argentina#/media/File:Buenos_Aires_-_Palacio_del_Congreso_de_la_Naci%C3%B3n_Argentina_-HDR-_1.jpg

[:]

AMÉRICA LATINANOTAS ANALÍTICASPOLÍTICA INTERNACIONAL

[:pt]La ONU reclama la liberación de la dirigente Milagro Sala[:]

[:pt]

La coalición de gobierno se debate en cómo resolver la controvertida situación de Milagro Sala, luego que un grupo de trabajo de Naciones Unidas calificara su detención como arbitraria. Sala es la líder del movimiento Tupac Amarú, una organización social que durante el kirchnerismo fue calificada como un “estado paralelo” en la provincia de Jujuy. Sala fue electa legisladora del Parlasur en octubre pasado, cargo al que no pudo acceder aún por encontrarse detenida.

Milagro Sala es un personaje icónico. Por su origen Kolla y su actuación en la organización de sectores populares, la líder de la Tupac ha sido también uno de los blancos predilectos del antikirchnerismo. Vale señalar que en Jujuy se dio uno de los hitos del último proceso electoral, cuando el radical Gerardo Morales (enrolado en el frente Cambiemos) se convirtió en el primer gobernador no peronista desde 1983. El enfrentamiento político entre Morales y Sala es de vieja data. Cuando asumió el flamante gobernador, la relación entre el Ejecutivo provincial y la organización social se tensó.  La Tupac ocupó la plaza principal de la provincia y luego de varias idas y vueltas el pasado 16 de enero Milagro Sala fue detenida.

El proceso judicial contra Milagro Sala tiene un conjunto de inconsistencias que difícilmente podrían calificar la situación como apegada a derecho. Tanto es así que varias organizaciones de defensa de derechos civiles vienen actuando a favor de la liberación de la electa parlamentaria, argumentando que se trata de una presa política. Los detalles de la detención -incluida la participación del ministro de seguridad de la provincia- fueron recopilados por el Centro de Estudios Legales y Sociales y sobre esa base se inició un reclamo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Dentro del Frente Cambiemos hay dos posiciones encontradas en torno a Milagro Sala. Por un lado, el gobernador Morales y el secretario de Derechos Humanos de la Nación quienes sostienen que el informe que califica como “arbitraria” la detención de Sala no tiene carácter vinculante. En tal sentido, proponen darle un curso administrativo de definición incierta. Por otro lado, los sectores vinculados a cuestiones diplomáticas, plantean que sería mejor liberar a Sala y evitar costos futuros.

En definitiva, los países observados por el Alto Comisionado de Derechos Humanos no componen un núcleo de países donde el actual gobierno guste mirarse. Dentro del sector que pretende cumplir el pedido de Naciones Unidas y reducir costos, está el secretario de derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires. Se trata de Santiago Cantón, quien durante once años fue Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. La postura de Cantón es relevante no solo por su experiencia técnica, sino porque fue uno de los principales actores para defender la libertad de los antichavistas. De hecho, Cantón renunció a la CIDH para posibilitar que ese organismo pudiera continuar con sus tareas en Venezuela. 

———————————————————————————————–                    

ImagemMilagro Sala en 2015”  (Fonte):

https://es.wikipeida.org/wiki/Milagro_Sala#/media/File:Milagro_Sala_(cropped).jpg

[:]