AMÉRICA LATINAANÁLISES DE CONJUNTURA

El debate sobre el uso del “Fracking”* en Colombia

En Latinoamérica y en particular en Colombia, se debate hoy sobre la explotación de hidrocarburos no convencionales**. También conocida como “Fracking, es una técnica que posibilita el aumento en la extracción de gas y petróleo del subsuelo, utilizada de forma masiva desde el año 2008 debido al aumento en el precio del combustible fósil, lo que ha conllevado a diversas movilizaciones desde lo político, social y en especial desde lo ambiental, debido a su impacto negativo en las zonas de explotación. También ha generado en los últimos 8 años el desplazamiento de la geopolítica mundial, coronando a Estados Unidos como el mayor productor del mundo, lo que ha incidido directamente en los precios del petróleo.

Los partidarios de la fracturación hidráulica señalan que esta técnica tiene un menor impacto que otras tecnologías utilizadas en la industria, y que los daños ambientales producidos son por cuenta de problemas en las fases de explotación o por el tratamiento de aguas residuales. De igual forma, con el uso de esta tecnología, las reservas de países como Estados Unidos, China y Argentina han incrementado exponencialmente. Lo que conlleva a un abastecimiento a mediano plazo. Otros países que han tenido un interés comercial en el uso de métodos no convencionales son: Argelia, Australia, México, Rusia y Colombia.

En divergencia, se señala que el impacto medio ambiental repercute de forma negativa en la contaminación de acuíferos, genera un alto consumo de agua, contaminación sonora y vertedero de residuos. Además, algunas publicaciones asocian el incremento de la actividad sísmica, con las explosiones utilizadas para el desarrollo de la técnica, en algunas ocasiones llegando a una profundidad que supera los 4 mil kilómetros de profundidad.

De acuerdo con un informe de la Academia de Ciencias del Reino Unido -Royal Society-, publicado en 2012, fue señalado que los riesgos a los que se exponen los territorios donde se explotan hidrocarburos utilizando Fracking pueden ser manejados, si son implementados y mejoradas las técnicas en su conjunto, durante la exploración y posteriormente en la fase de extracción. Sin embargo, el informe reconoce que toda acción petrolera genera un impacto ambiental, el cual resulta reversible a largo plazo o en el daño definitivo de un sistema ambiental.

Dinámica de extracción de hidrocarburo por medio de Fracking

A pesar de que el debate sobre el uso de la fracturación hidráulica ha tomado diversos niveles en los últimos años, esta técnica no es nueva. En países como Inglaterra se utiliza desde la década de los 50. Sin embargo, en los últimos veinte años con la creciente demanda de combustible en el mundo y los elevados precios del petróleo, se desarrollaron tecnologías y la perforación de tipo horizontal, permitiendo la expansión del Fracking en el mundo. Es así como Estados Unidos, de acuerdo con datos suministrados por la Energy Information Administration, órgano encargado de la administración de información energética, ha explorado cerca de 7.000 pozos para extracción de gas, lo que cambia su rol de consumidor a un progresivo productor.

En el caso Latinoamericano, la industria petrolera viene desarrollando proyectos de mano de empresas estatales, como el caso argentino o por medio de concesiones o reformas, como en el caso de México o Colombia, esto último aún por ser ratificado

En septiembre del 2014, se reunieron en Buenos Aires más de 200 expertos en el evento denominado The World Shale oil & gas Latin Summit. En este evento petroleras como la anglo-holandesa Shell destaco la inversión en desarrollo hacia Latinoamérica para explotación de hidrocarburos no convencionales, para lo cual se hizo especial mención en el complejo de Vaca Muerta desarrollado por YPF. Cabe destacar que dicha cumbre se realizó en medio del debate sobre la nueva ley de hidrocarburos que se desarrollaba en ese momento para La Argentina. Ya en julio de 2012 se había firmado un acuerdo entre Shell e YPF, del Estado argentino, para la exploración de Vaca Muerta lo que fue acompañado de sectores sociales y de ambientalistas que reclamaban por los efectos negativos que se habían generado en regiones productoras de frutas, esto debido por la contaminación del acuífero y residuos en el río Neuquén.

Luego, entre junio y julio del año 2015, se llevó a cabo la II cumbre mundial en América Latina de petróleo y gas no convencional, auspiciada por YPF, nuevamente en Argentina, país que ya contaba con pozos de hidrocarburos en extracción. En esta edición se hacía un balance de los marcos legales de los países de la región. La reforma mexicana, aprobada con anterioridad que la de Argentina, iniciaba una fase de aplicación. Por otro lado, se esperaba lo mismo para el caso colombiano por medio de la empresa mayoritariamente estatal Ecopetrol. Otras empresas hacían presencia con expertos: Schlumbergerger y Anadarko de Estados Unidos; Ancap de Uruguay; Pemex de México Staoil de Noruega; Shalle; entre otras. En el Lobby se encontraban representantes de todo el ramo de extracción, trasporte, tratamiento, seguridad y financiamiento del sector petrolero.

En este momento en Latinoamérica diversos países han impulsado el fracking. En Argentina, existen cerca de 600 pozos, en las provincias de Neuquén, Chubut y Río Negro, el yacimiento Vaca Muerta es el más grande de la región y uno de los más importantes del mundo; en Brasil, se han dado licencias para exploración en el río Paraná, cuenca que nutre el acuífero Guaraní, el más grande de agua dulce del mundo; Chile ha desarrollado esta industria en la Tierra del Fuego; en México se han perforado por lo menos 30 pozos, de los cuales la mitad se encuentra en funcionamiento;  en el caso de Colombia se han concedido permiso desde el año 2008, muchos aún en proceso de factibilidad debido a que se encuentran en zonas de paramo, sistemas naturales de donde las ciudades de este país obtienen el recurso hídrico.

Resulta importante mencionar que, frente al debate sobre la explotación de hidrocarburos no convencionales, durante el mes de diciembre del año 2017, se reunieron en la capital argentina movimientos, representantes, expertos y líderes sociales para denunciar las consecuencias ambientales y sociales del Fracking. Hay gente en las zonas cercanas a los yacimientos que abre la canilla en el campo y el agua sale negra. Nadie les da explicaciones”. Lo anterior de acuerdo con declaraciones hechas por una representante argentina, refiriéndose a las comunidades que viven cercanas al complejo de explotación de Vaca Muerta. En otras intervenciones se denunciaba el cambio climático, el problema del agua, el daño ambiental, la perdida de la soberanía alimenticia, la afectación a comunidades en los diferentes países, la violación de tratados internacionales y la dimisión de leyes ambientales en los países.

Colombia es el segundo país con mayor biodiversidad en el mundo, después de Brasil, y a su vez uno de los países con mayor potencial minero en el mundo. Sin embargo, en la actualidad, Colombia es el país con mayor número de casos de conflictos ambientales documentados, 72 según un estudio publicado por la universidad de Barcelona, investigación que mapea estos conflictos ecológicos en el mundo. En el caso colombiano, los conflictos ambientales han convivido e inclusive financiado el conflicto armado, es así como diversas investigaciones de tipo judicial han señalado la manera como grupos armados permiten la explotación de un recurso a cambio de sumas de dinero o también de como multinacionales ha utilizado estos grupos ilegales para deshacerse de líderes sociales que han estado en contra de la instauración de un proyecto minero.

Frente al tema coyuntural del Fracking, un trágico acontecimiento resulto generar fuertes disensos para la prohibición o no del Fracking en Colombia. Esto sucedió después que más de 24.000 barriles de petróleo contaminaran el río Sogamoso, el cual hace parte de la cuenca del río Magdalena, afluente más impórtate del país que atraviesa de sur a norte el territorio colombiano. Este río tiene la misma importancia, que podría tener el río Misisipi para Estados Unidos, el Loira para Francia, o el río Paraná para Argentina. Este hecho conllevo a que aproximadamente 15 kilómetros a lo largo del río fueran contaminados, con un espesor de 40 centímetros.

Desde el año 2012, el gobierno de Colombia, en cabeza del ministerio de ambiente, ha destinado 42 bloques para la exploración de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, lo preocupante para muchos expertos en el tema, es que estas zonas se encuentran en lugares de conflictos ambientales o en donde se podría poner en riesgo la despensa agrícola del país. De igual forma, el gobierno nacional señala que con esto se podría cubrir el déficit de petrolero a mediano a plazo, esto es, por más de seis años, de acuerdo con datos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos. Sin embargo, según estudios de la Contraloría Nacional de la Republica, sobre el comportamiento de minas y petróleos, el Estado tiene una participación muy baja, en promedio desde el 2008 por cada dólar aportado al PIB por cuenta de la industria extractiva, menos de 16 centavos son percibidos por medio de deducción fiscal, esta cifra es inferior entre países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

Otro tema importante por tratar tiene que ver con el régimen regulatorio sobre el subsuelo, el cual no cuenta con un marco legal riguroso. Lo que, por ejemplo, no permite definir las condiciones mínimas para que una empresa explote en un determinado territorio, el régimen de tributación es inequitativo y poco eficiente, no contempla la autodeterminación de las comunidades.

El Fracking en Colombia ha generado diversas movilizaciones y escenarios de discusión, uno de los cuestionamientos que las comunidades replican hacia el gobierno tiene que ver sobre claridad en lo que se está haciendo en zonas que están en fase exploración. Se puede observar entonces que la falta de participación y de un marco legal genera desconfianza por parte de las poblaciones hacia el estado. Esto se profundiza ante el reducido conocimiento que tienen las instituciones públicas en el subsuelo de las zonas de expropiación, además de la afectación que podría generarse al utilizar este tipo de tecnologías en zonas con altitudes diferentes a las aplicadas en Estados Unidos o Argentina, en donde comunidades enteras se han visto afectadas por esta técnica y en donde aún no se conoce las consecuencias reales de su aplicación. 

Finalmente, en las condiciones actuales donde el precio del barril de petróleo no logra recuperarse y la industria petrolera muestra una reducción en su producción, se habla de incentivos tributarios para el Fracking, aspecto que ya está siendo subsidiado en Argentina y México. Resulta entonces no beneficioso para el Estado colombiano, que, al utilizar una técnica que multiplica los costos de producción, genera conflictos ambientales y sociales, sea implementada de forma tan acelerada.

———————————————————————————————–

Notas de pie de página:

* La Fracturación hidráulica, o Fracking, como se conoce en inglés, es un método implementado en la industria petrolera, por medio del cual se extrae principalmente gas y petróleo de forma no convencional. Con esto se consigue llegar a grandes profundidades, de donde se extrae el hidrocarburo que se encuentra atrapado en un tipo de roca, conocida como roca de esquisto. Al alcanzar la roca de esquisto, a cientos de kilómetros, se generan explosiones para fracturar la roca permitiendo la posterior circulación, luego es inyectado un coctel de químicos (hasta hoy desconocidos en detalle) mixturados con una gran cantidad de arena y agua. Este proceso, finalmente libera el hidrocarburo que fluye hacia la superficie con el fluido que fue inyectado a alta presión.

** Se conocen como hidrocarburos no convencionales, debido a que no se encuentran en un reservorio, estando depositados en una roca de esquisto que debe ser fracturada para su extracción. En el caso de los hidrocarburos convencionales, se encuentra en un pozo o “trampa petrolífera” que debido a la liberación de presión sale a la superficie una vez es perforado.

———————————————————————————————–

Fuentes das Imágenes:

Imagen 1 “Excavación de un pozo petrolero utilizando para Fracking” (Fuente):

https://www.radionacional.co/noticia/fracking/ministerio-de-ambiente-mantiene-firme-su-decision-de-implementar-fracking

Imagen 2 “Dinámica de extracción de hidrocarburo por medio de Fracking” (Fuente):

http://www.radio.li/de/news/artikel/bern-bohrungen-zum-nutzen-von-erdwaerme-weiter-erlaubt/

About author

De nacionalidade colombiana, é Profissional em Ciências Sociais e Educação pela Universidade Pedagógica Nacional da Colômbia (UPN). Tem feito estudos no Brasil nas áreas de história e relações internacionais. Dentre as áreas de interesse encontram-se educação; estudos sobre a memória, paz e conflito.
Related posts
ANÁLISES DE CONJUNTURAEUROPA

Sanções econômicas à Rússia são prorrogadas pela UE

AMÉRICA DO NORTEANÁLISES DE CONJUNTURAÁSIA

Tecnologia 5G: a posição do Brasil na disputa entre Estados Unidos e China

ANÁLISES DE CONJUNTURAEUROPA

A Reforma Constitucional russa

AMÉRICA LATINAANÁLISES DE CONJUNTURA

Transporte aéreo e turismo latino-americanos afetados pela pandemia

Receba nossa Newsletter

 

Deixe uma resposta

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.

Open chat
Olá!
Powered by